Saltar al contenido

¿Cómo saber si eres una mujer multiorgásmica?

septiembre 4, 2020
Cómo tener muchos orgasmos seguidos

¿Cómo saber si eres una mujer multiorgásmica?

Cuando hablamos de la mujer multiorgásmica nos referimos a aquellas que tienen la facultad de llegar al clímax máximo con mucha facilidad. Logra una excitación física y mental muy intensa, gracias a  que cuando la mujer está excitada, el clítoris se llena de sangre provocando el orgasmo, y al llegar al clímax en vez de disminuir la sangre, se mantiene, permitiendo volver a tener otro orgasmo. 

La mayoría de las personas creen que son pocas las mujeres que pueden lograr esta magnitud de excitación, y están equivocados. La realidad es que todas las mujeres son capaces de tener múltiples orgasmos. El punto está en que conozcas tu cuerpo y, por lo tanto, la estimulación que necesitas. 

Aprende a ser una chica multiorgásmica

No hay que confundir la capacidad multiorgásmica de las mujeres con la promiscuidad. La realidad es que todas tienen la opción de desarrollar tal cualidad, pero solo algunas lo logran gracias a ser más libres sexualmente, conocen su cuerpo y deseos, o no tienen ni problemas biológicos ni psicológicos. 

¿Cómo lograr ser multiorgásmica?

Diferentes sexólogos han determinado, que todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas, lo que quiere decir que no se trata de una condición única y privilegiada de unas pocas. Es, según la ciencia, un entrenamiento y aprendizaje que se desarrolla gracias a la práctica. Ellos lo denominan como orgasmo secuencial.

Tienes que tener en cuenta que lo más importante para lograr ser una chica multiorgásmica es abrir la mente y que aprendas a disfrutar de tu sexualidad. Aprender a manejar la vagina, como contraerla, como relajarla, amoldar eso al ritmo de la penetración.

 Es esencial ejercitar la mente para lograr que todo sea un mismo lenguaje, y se conecte con el cuerpo para poder lograr la sincronización. Y es por eso que lo más importante para llegar el orgasmo es relajarse y estar tranquila, dejar los problemas fuera de la cama. 

Una excelente manera de lograr tener múltiples orgasmos es conociéndote. Mastúrbate, tócate y explora tus zonas erógenas, y sobre todas ellas, presta atención a tu clítoris. Es esencial que aprendas a estimularlo, que llegues al punto máximo de placer y una vez que has llegado al orgasmo, continúes estimulándo hasta llegar al segundo orgasmo. Puede que no salga la primera vez y te cueste lograr ese segundo orgasmo, pero no te desesperes. Es simplemente cuestión de practicar y conocerse, no lo olvides. Somos dueñas de nuestro cuerpo, aprendamos a conocerlo por completo, y así obtendremos, con el tiempo, la llegada más fácil al gozo y la satisfacción total.

¿Cómo ser multiorgásmica con mi pareja?

Las mujeres multiorgásmicas están en todas partes, pero la ciencia ha demostrado que, en ocasiones, los hombres no saben manejar la situación por lo que no logran generar estos orgasmos múltiples. 

Si estás preparada para compartir con tu pareja la experiencia de ser multiorgásmica, primero debes hablar y contarle que cosas son las que te gustan, que disfrutas y que te excitan. 

Voy a dejar varios consejos y datos útiles para que puedas disfrutar de una mujer con estas características, ya que no hay nada mejor que regalarle placer a una pareja durante el sexo:

  • Para el hombre llegar al clímax puede demorar entre tres y siete minutos. En cambio, la mujer necesita aproximadamente entre 10 y 20minutos. Puede parecer una gran cantidad de tiempo, pero es aquí donde el hombre no debe apresurarse,tiene que aprovechar y generar la estimulación durante el juego previo. Así, obtendrá una mayor satisfacción de parte de su pareja y ganará terreno.
  • En “Anatomía del amor” de Helen Fisher, una gran investigadora, nos explica que el órgano femenino, a diferencia del miembro masculino, no libera todo el líquido durante el orgasmo y es por eso que, si sabe hacerlo, puede lograr llegar al clímax reiteradas veces
  • Está claro que la mujer requiere de más tiempo para lograr el orgasmo, así que principalmente el hombre debe concentrarse más en el juego previo, y en el momento de la penetración deberán dar prioridad a las posiciones que permitan un mayor estímulo al clítoris. Así como también regular más el ritmo, para lograr más resistencia y evitar llegar al orgasmo primero. 
  • Se necesita un amante generoso, que busque y logre implementar distintas maneras que generen mayor placer a su pareja. Deben compartir sus preferencias para conocerse mejor y lograr mayor estimulación, está claro que la pareja no es adivina, hay que poder ser claros y precisos a la hora de expresar que nos complace. Siguiendo este consejo, sin duda ella llegará a tener más de un orgasmo. Es simplemente, sin ir más lejos, ocuparse sexualmente de ella.
¿Soy multiorgásmica?
  • Diferentes sexólogos aconsejan que no nos compliquemos tanto cuando empecemos a conocer nuestro cuerpo y reconocer las necesidades sexuales que tenemos. Es recomendable cambiar continuamente el modo que tenemos de entregarnos al sexo y olvidemos las expectativas que tenemos en la cabeza. Es muy importante poder ser espontáneas y dejar fluir poco a poco todos los deseos que tenemos y, así lograremos ser libres para manejar las sensaciones corporales y llegar al máximo clímax.
  • Estudios determinan que para la mujer multiorgásmica es más sencillo lograr tener muchos orgasmos si tenemos un compañero sexual que perdure en el tiempo, alguien quien nos genere plena confianza. 
  • Ofrecerle a la mujer placer de diversas maneras es lo primordial, dando besos salvajes, caricias… Incluso a algunas mujeres les excita que se usen palabras sucias. También puede ser una idea frotar los pezones, ya que es una zona muy erógena, de hecho, existen mujeres que llegan al orgasmo de esta forma. Lo que generalmente es un acierto seguro es estimular el clítoris, ya sea con dedos, lengua, vibradores o succionadores, que estos últimos están diseñados específicamente para cumplir esa función. 
  • Estando en pareja es un proceso donde debemos convertirnos en par, se piensa en base a dos personas. La idea es poder tomar en cuenta de que maneras podemos contribuir, ya sea con las posiciones o estímulos, en plan de conseguir la plenitud de ambos.
  • Todo se puede hacer y probar en el sexo, siempre y cuando exista la negociación. Así que habla con tu pareja, si está el visto bueno de ambas partes, adelante.
  • El último consejo que te dejó, pero no por eso menos importante, es que entiendas que, cuando una mujer se expresa de manera abierta, con gestos, gritos y gemidos, sacando al exterior todo lo que siente en el momento, no debe ser tildada como muy liberada. Cuando esto sucede, ella puede llegar a sentirse incómoda por ser así, por sacar todo a flote, y puede que no disfrute tanto del sexo ya que eso le haría reprimirse y le cuesta evitarlo porque lo siente. Por esto, es muy significativo y necesario que su pareja comprenda, que es algo totalmente natural y que ella se merece sentir ese placer.