fbpx Saltar al contenido

Beso negro o anilingus – ¿Por qué hay que probarlo al menos una vez en la vida?

marzo 21, 2022

Beso negro o anilingus – ¿Por qué hay que probarlo al menos una vez en la vida?

No hay mejor sexo que aquel que no tiene condiciones ni tabúes… El beso negro es una de las practicas las placenteras de la gama de las técnicas orales, sin embargo, aun es mirada con recelo por aquellos que no se atreven a probarla.

¿Te ha mordido el gusanito de la curiosidad…? Te vamos a contar todo lo que tienes que saber, para experimentar o regalar el mejor beso anal de tu vida. ¿Te animas?

¿Qué es un beso negro o también conocido como anilingus?

Anilingus o mejor conocido como el beso negro es una practica tan antigua como el sexo mismo, sin embargo, en las últimas décadas, ha alcanzado gran popularidad debido a la necesidad de experimentar de las nuevas generaciones.

¿Qué es el beso negro? Muy sencillo, se trata de una forma de estimular el ano, utilizando como única herramienta la lengua y los labios.

El ano es una de las zonas corporales con mayor número de terminaciones nerviosas, por lo tanto, es normal que su estimulación pueda incrementar la excitación y el placer durante la relación sexual, además, debemos recordar que, en el caso de los hombres, es allí donde se encuentra ubicado el punto G, convirtiendo esta práctica en una forma maravillosa de generar un intenso orgasmo.

Beso polaco o de Colibrí… ¿Tienen diferencias con el beso negro?

El sexo oral anal es tan rico y variado como el vaginal… La respuesta a esta pregunta es muy sencilla, ¡si!, durante el beso negro, la pareja debe estimular con picardía y cuidado el borde del ano, sin llegar a penetrarlo con la lengua. Una vez este haya sido penetrado se convierte en un beso polaco o también llamado beso de colibrí.

¿El beso polaco es más placentero que el beso negro?

El placer es subjetivo, por lo tanto, va a depender de las sensaciones que este experimentando la persona que reciba la estimulación, sin embargo, el beso polaco es bastante popular entre las parejas Hombre-Hombre, debido a que es ideal para la preparación del sexo anal.

¿Cómo hacer el mejor beso negro?

¿Es la primera vez que darás un Anilingus? ¡No te preocupes! Aunque no lo creas, este tipo de beso es muy sencillo de dar, sin embargo, nos gustaría dejar claro cuales son los puntos que te llevarán al éxito… ¡Tu pareja obtendrá los mejores besos anales de su vida!

Guía paso a paso para dar un buen beso negro

Comunicarse es la clave. Antes de iniciar cualquier practica sexual, bien sea que lo hagas con tu pareja habitual o se trate de una noche de sexo casual, lo más importante es tener buena comunicación, junto al consentimiento de la otra persona.

¡Háblalo todo! Aun cuando el sexo puede tratarse de un acto instintivo, es importante aclarar a través de la comunicación cada uno de los limites y gustos, por lo tanto, una charla casual será la llave hacia el placer infinito que el ano puede proporcionar.

¡La higiene es lo más importante! Sabemos que el sexo sucio es bastante divertido, pero si quieres que el beso además de placentero sea completamente seguro, entonces debes asegurarte de que la zona se encuentre lo más aseada posible, más en la parte externa pero es recomendable que también este aseada la interna.

Depilarlo es una opción que va a depender de los gustos de cada uno; Ahora bien, la limpieza es obligatoria. Lava muy bien la zona externa utilizando jabón íntimo o antiséptico especial, esto te ayudará a eliminar las bacterias.

El interior del ano debe asearse utilizando únicamente agua. Es muy sencillo, solo necesitas una perilla o bomba de mano, llénala de agua e introdúcela en el ano. Procede a vaciar el líquido en el interior y déjalo salir en el inodoro. Repite el proceso hasta que el agua salga completamente limpia.

¿Qué pasa si mi pareja no está preparada? Puede ocurrir que, incluso después de haber tenido una conversación previa sobre el tema, la pareja no se sienta con ganas de dar inicio con el beso negro en el sexo, en estos casos no queda nada por hacer. Nuestro consejo es que, no presiones, todo debe darse de forma natural y deseada… ¿Por qué no intentar algo nuevo? Siempre se pueden cumplir otras fantasías.

No vayas directo a la acción. Aunque el lamer el ano cuenta como un excelente preliminar, la presencia de los nervios ante este tipo practica es bastante común, por ende, jugar un poco con la lengua en otras zonas del cuerpo, ayudarán a calentar la situación y relajar a tu pareja, para posteriormente experimentar con el tan deseado beso negro.

Combina el Anilingus con el sexo oral. La práctica sexual debe ser lo más placentera y divertida posible, justo por esta razón te recomendamos darle amor con tu lengua tanto a la parte genital como al ano.

En el caso de la mujer, inicia con movimientos lentos alrededor de los labios vaginales, hasta llegar al clítoris, estando ahí, incrementa la velocidad de los movimientos. Cuando escuches que los niveles de excitación se hayan incrementado, deja correr tu lengua hasta llegar al ano.

Una vez allí, con la punta de la lengua rodea la zona haciendo círculos. Inicia con movimientos suaves y lentos, deja que la pasión los domine e incrementa poco a poco la velocidad. Además, no te olvides de utilizar las manos, con ellas puedes recurrir a la masturbación o emplearlas para masajear los muslos de la mujer, esta última práctica ayudará a que el flujo de la sangre sea mayor, ideales para intensificar él o los orgasmos.

¿Los hombres disfrutan los besos negros? ¡Sí! Recuerda que el ano y las zonas cercanas a él, gozan de un gran número de terminaciones nerviosas, por lo que, a los caballeros les resulta irresistible un buen beso negro. Ahora bien, no todos están preparados para disfrutar de este delicioso acto.

Generalmente, el beso negro a hombres es más complicado de realizar, porque ellos suelen estar un poco nerviosos durante su primera vez, ¡No te preocupes! Inicia con un buen sexo oral y utiliza las manos para abarcar todo el miembro, sin descuidar los testículos. Con el ancho total de la lengua baja lentamente y disfruta de lamer sus testículos, cuando observes que el calor ha incrementado, baja lentamente hasta posar la lengua en las paredes cercanas al ano.

Realiza movimientos lentos con la lengua, hasta que él se haya acostumbrado a la sensación de humedad en la zona, pasados unos minutos podrás proceder a chupar el ano con mayor intensidad y velocidad… Estamos seguros de que ambos lo van a disfrutar.

¿Qué hacer después del Anilingus? Los besos negros son un excelente precalentamiento para la penetración anal, gracias a la estimulación producida en la zona, el ano se encuentra relajado e incluso un poco dilatado, por lo tanto, introducir el pene o un juguete no será mayor problema; aunque siempre recomendamos utilizar un lubricante anal para no forzar y que la penetración sea más placentera. Si lo prefieres, puedes seguir jugando con tu pareja e ir tocando otros puntos excitantes de su anatomía, solo debes tener presente que los besos no son una buena idea.

¡Sin besos tras acabar el beso negro! Ten en cuenta que el ano es utilizado para expulsar los desechos del cuerpo, por ende, el número de bacterias que aloja es infinito. No le regales besos a tu pareja antes de higienizar la boca y los dientes después de realizar este juego sexual, podéis contraer algún tipo de infección no deseada.

Mejores posturas para hacer un anilingus

¿Quieres disfrutar del beso negro al máximo? Estas son las posturas más excitantes:

El perrito

Esta postura es perfecta para el beso negro. La persona a recibirlo debe colocarse de rodillas con las manos apoyadas en el suelo, generando una hermosa vista de toda el área genital, permitiendo acceso total al ano y sus paredes externas.

Lo mejor de esta postura es que, además de iniciar con el jugueteo de la lengua en el ano, tendrás oportunidad de estimular con la mano el área genital, incrementando el deseo y el placer de tu pareja.

El 69

Es una de las posiciones predilectas de las parejas porque permite darse placer al mismo tiempo. El 69 no solo es favorecedor para el sexo oral, también es perfecto para un beso negro, además te deja las manos libres para estimular a la pareja como se desee.

Boca abajo

Es una posición muy sencilla de realizar, la persona que vaya a recibir el beso negro debe acortar el cuerpo con la boca para abajo, dejando la espalda y el trasero hacia arriba. Te recomendamos que antes de dar inicio con el anilingus, te tomes tu tiempo para gozar de la vista, estimular la espalda y piernas… Tu pareja va a explotar de placer.

4 Consejos para dar un beso negro

1.- ¿Debo depilarme?

Para gustos, colores… Depilar el ano no es complicado, sin embargo, es una decisión que debes tomar teniendo en cuenta tus preferencias y las de tu pareja. Nuestra recomendación es que mantengas esta zona lo más limpia que puedas y en el caso de cortar alguna de las paredes, permitas que la herida sane antes de iniciar con esta deliciosa práctica sexual.

2.- Protector de lengua… ¡Beso rico y seguro!

Puede que esta idea no te suene del todo interesante, sin embargo, es de los mejores consejos existentes relacionados con el tema. El protector de lengua funciona como una barrera entre tu boca y los millones de bacterias alojadas en esta zona, evitando que te contagies de enfermedades como la hepatitis o el VPH.

3.- Evita alimentos pesados o gaseosos

Sabemos que la expulsión de desechos es algo natural del cuerpo humano, sin embargo, al evitar la ingestión de este tipo de alimentos es mucho más fácil prevenir ciertos accidentes desagradables al momento que se esté recibiendo la estimulación. También resulta recomendable consumir la última comida previa al coito al menos 3 o 4 horas antes.

4.- Higiene ante todo…

El ano debe estar lo más limpio posible, por lo tanto, debes lavarlo tanto por dentro como por fuera. Puedes iniciar utilizando un enema… Emplea una bomba de agua especial para la zona, una vez esté llena, introdúcela con cuidado y vacía el contenido líquido, espera tres segundos y expulsa; este proceso debe repetirse hasta que el agua salga completamente limpia y sin olor.

Para la limpieza de la parte exterior, el mejor producto que puedes utilizar es un jabón antiséptico con poca o nada de fragancia. Este tipo de producto ayuda a eliminar las bacterias de la zona, sin afectar demasiado en su PH, además, la dejan limpia y lista para ser besada.

¿Es seguro realizar el beso negro?

Tener dudas vinculadas a esta práctica es bastante común cuando aún no se ha experimentado, sin embargo, no tienes nada de que preocuparte porque nosotros te daremos las claves para dar o recibir el mejor beso negro de todos, sin correr ningún tipo de peligro.

Debemos reconocer, que el ano es una de las zonas corporales con mayor número de bacterias existentes, es precisamente por eso que antes de realizar el tan deseado anilingus, el área debe estar completamente limpia; Es recomendable lavar con un jabón neutro que no reseque la piel y la deje limpia y sin olor.

Si quieres disminuir los riesgos aún más, puedes hacerte con un protector de lengua, el cual puedes adquirir en las tiendas especializadas de objetos sexuales. El condón también puede ser una buena herramienta al momento de iniciar las caricias en el ano.

¿Por qué produce tanto placer la estimulación del ano?

El beso negro es uno de los preliminares más placenteros, la razón es muy simple, el ano es una de las partes del cuerpo con mayor numero de terminaciones nerviosas, al ser acariciado, bien sea con la legua, el dedo e incluso el genital, las cosquillas y el nivel de excitación se verá incrementado en cuestión de segundos.

La mente juega un papel fundamental en el aumento del placer generado por este estímulo, y es que, el hecho de experimentar cosas nuevas y divertidas, genera la sensación de morbo e intimidad que toda pareja necesita para avivar la llama en la sexualidad.

¿Cómo proponerle a tu pareja realizar un beso negro?

La comunicación debe estar presente en cada uno de los aspectos de una buena relación, principalmente durante la intimidad. Es normal que la curiosidad junto a las ganas de experimentar, se apodere del ser humano y no hay nada más saludable para una pareja que estas nuevas experiencias, se realicen en compañía del otro, es por ello que, alentamos a comunicar cada una de las necesidades, gusto o incomodidades sentidas durante el sexo.

Expresarle a tu pareja que deseas realizar o recibir un beso negro no debería ser complicado, nuestra recomendación es que leas todo lo que puedas sobre el tema, investiga la forma de hacerlo, cuáles son los riesgos, cómo hacer un beso negro y que tan placentera es dicha práctica, toda esta información te ayudará a comprender mucho mejor en qué terreno te estás adentrando y podrás resolver las dudas que tu pareja pueda presentar. ¡Ánimo!, seguro te dará el tan esperado sí.

Fuera tabúes – ¿Por qué no vas a poder disfrutar de esta práctica sexual?

El secreto para tener las mejores experiencias en la cama, es dejar de lado los complejos tabúes y creencias limitantes impuestas por la sociedad. Ten presente que, tu compañera o compañero de alcoba sabe como eres, hueles e incluso que sabor tienes y le encanta.

Nuestro consejo es que no temas mostrarte tal y como eres, decir lo que piensas y expresar cada una de tus necesidades durante la intimidad. Para gozar de un buen beso sexual solo tienes que ser honesto con tu pareja durante este momento, decirle si te gusta de esa manera o te gustaría aumentar la velocidad, cambiar de posición, incrementar la humedad, todo desde el respeto, pero sin sentir vergüenza.

No me gusta el beso negro – ¿Cómo decir que no quieres hacerlo o qué te lo hagan?

Entendemos que el beso negro no es una práctica que agrade a todo el mundo y es que, a pesar de ser un preliminar delicioso, existen personas que no disfrutan de la interacción del ano en sus prácticas sexuales, este sentimiento debe ser comprendido y respetado por la pareja sexual.

Decir que no debería ser simple. pero nuestra necesidad de no decepcionar a la persona que nos gusta o amamos, puede jugarnos en contra… Nosotros te comprendemos a la perfección y es por eso que te ayudaremos a negarte de la mejor forma posible:

1.- Antes de negarte, piensa en las razones que te hacen no querer dar inicio con esta experiencia.

2.- Sé honesto con tu pareja, expresa de forma clara que no deseas dar o recibir un anilingus y explica cada una de las razones.

3.- No te sientas mal. El beso negro no es para todos y tú no estás en la obligación de complacer a la otra persona.

4.- Genera propuestas que se adapten a tus límites y que al mismo tiempo sean divertidas.