Saltar al contenido

Las mejores técnicas de masturbación femenina

septiembre 4, 2020
Guía para que una mujer se masturbe de la manera más placentera

Las mejores técnicas de masturbación femenina

Mucho se habla y escribe respecto a la masturbación femenina pero, ¿Realmente sabemos cómo masturbarnos? ¿Conocemos nuestros puntos de excitación? ¿Tenemos idea de qué juegos u objetos existen? Aunque os sorprenda, la masturbación femenina es muy variada, no a todas nos gusta lo mismo, y está totalmente permitido innovar y probar formas diferentes para lograr sentir placer. Para esto hay que saber aplicar técnicas y así descubrir cuales son más estimulantes para ti.

Guía de consejos y tips sobre la masturbación de mujeres

Es importante aclarar que la masturbación, además de ser un claro acto de placer, es también saludable. Por eso es necesario dejar atrás esos tabúes que genera la idea de que no podemos auto complacernos, tenemos que poder disfrutar de nuestro cuerpo y conocernos. 

En este post vamos a darte una lista con todas las técnicas, formas y posiciones de masturbación que te harán llegar a tener los mejores orgasmos, haciendo de esta, una experiencia única y placentera.

¿Qué beneficios tiene la masturbación?

La masturbación femenina ofrece una variada cantidad de ventajas físicas y también psicológicas. Es tan beneficiosa que se utiliza como método de ayuda en las terapias sexuales y de pareja. 

Además, realmente nadie mejor que una misma para conocer cuáles son los puntos exactos de estimulación y las zonas erógenas que nos van a permitir llegar al punto máximo de placer. Creo que eso es razón suficiente para hacerlo, pero en caso de que no estés convencida, aquí te dejo una lista de los beneficios que aporta la masturbación:

  • Liberador de estrés, masturbarte genera una liberación de endorfina muy grande, lo que hace que tu cuerpo llegue a un estado de relajación una vez alcanzado el clímax.
  • Te ayuda a prevenir infecciones, esto sucede debido a que al liberar fluidos se logra evitar la producción de infecciones no deseadas.
  • Conciliarás el sueño, es real, vas a dormir mucho mejor, e incluso se ha comprobado que la masturbación genera una regulación del sueño.
  • Alivia los dolores menstruales, funciona como analgésico para estos dolores. 
  • Te hace feliz, sucede gracias a la liberación de endorfinas, generando sensación de bienestar.
  • Lograras llegar al orgasmo más veces, e incluso, si lo deseas, también más rápido. Esto sucede porque ya sabes en qué zonas tocar y cuanto más veces lo hagas, más control sobre cómo y cuándo llegar al orgasmo tendrás. 
  • Te servirá como entrenamiento, aumentará tu resistencia durante las relaciones sexuales gracias a la práctica de la masturbación. Poco a poco verás que ayuda a mejorar y te permite durar más.
  • Ejercita tu zona pélvica, la masturbación va a ejercitar y poner en forma los músculos alrededor de la pelvis.
  • Genera autoconfianza en cuanto al sexo y ayuda al autodescubrimiento.
  • Mejora tu vida sexual, ayuda tanto si estás soltera como si estas en pareja. De hecho, es muy importante transmitirlo también cuando estés en pareja.
  • Tendrás orgasmos mucho más intensos, nuevamente esto se debe al autoconocimiento. El conocerte, te permitirá lograr encontrar los mejores puntos de estimulación, logrando una mayor excitación, por ende, un mejor orgasmo.

Técnicas de masturbación femenina

Hay una gran variedad de formas de estimular el clítoris y demás zonas erógenas que te generaran mucho placer. Sin embargo, desde siempre, la sexualidad femenina ha sido castigada y reprimida socialmente, por lo que es entendible que haya un desconocimiento total de este tema a nivel popular. 

La mejor guía sobre técnicas de masturbación de la mujer

Hasta hace muy poco, tanto en el sexo como en varios ámbitos de la vida, se le daba prioridad y exclusividad a los intereses de los hombres. La idea de que una mujer sienta placer en las relaciones sexuales siempre fue pasada por alto. Y si querer disfrutar del sexo como mujer era tema tabú, ni hablar de la masturbación femenina, donde es placer completamente individual. 

Por todo esto, la idea es que puedas conocer todas las técnicas de la masturbación femenina y hablar de ellas, para poder llenar ese vacío de información que tenemos históricamente y generar que el bienestar de la mujer sea valorado en sí mismo. Que deje de ser una consecuencia del placer del hombre en la cama.

Muy bien, voy a dejar la lista de las mejores técnicas para masturbarse, vamos a ir desde las más sencillas hasta las más complejas: 

De arriba abajo: 

En esta técnica lo que debes hacer es centrarte en el clítoris y, con el dedo, ir frotando de arriba hacia abajo. Si no te animas a hacerlo directamente, puedes inicialmente hacerlo en un lado, y cuando te sientas lista, puedes estimular el clítoris directamente con cuidado, para que no sea brusco. 

Caricias larga y lenta:

Vamos a utilizar uno o más dedos, lo vas a ir decidiendo a medida que vayas probando, y los deslizamos suavemente por el centro de tu vagina y el clítoris, de abajo hacia arriba. El recorrido debe ser largo y lento, para poder ir prestando atención a tu cuerpo, sentir cuáles son las zonas donde se genera más placer y mientras haces este testeo debes ir alternando la velocidad, ir más rápido, más lento, también aumentar o disminuir la presión. Así, vas a poder conocer mejor cada sensación y cual te genera mayor placer. 

Lado a lado:

Otra forma de estimularse es modificar la dirección, hablando de los movimientos, comenzando a frotar de un lado a otro el clítoris. Esto depende del gusto de cada mujer, algunas prefieren estimular directamente el clítoris, otras no tener un contacto tan directo. Esto lo vas a ir descubriendo con la prueba, y también puedes ir modificando la velocidad de los movimientos. 

Mover los dedos en forma circular:

Este es uno de los métodos más utilizados para la masturbación femenina y es el más eficaz. El movimiento se realiza en forma de círculo y se utilizan los cuatro dedos, frotando por toda la zona, no solo el clítoris. 

El punto “U”:

Este punto de estimulación no es conocido por la mayoría de las mujeres, y esta zona es realmente muy estimulante y genera demasiado placer, logrando provocar los orgasmos más intensos. Para hacer una ubicación de donde se encuentra la zona, es el área de la piel que se encuentra arriba de la uretra.

¿Qué es el punto U de la mujer?

La ducha:

Esta técnica de masturbación se realiza sin dedos, y logra una sensación de placer muy grande. Realmente, si nunca has probado el chorro de agua de la ducha o del grifo, has perdido mucho tiempo de satisfacción. Debes probarlo, e incluso puedes estimularte más tocándote con los dedos o penetrándote con los mismos. 

Bañera:

Si en vez de ducha eres de las que prefieren la bañera, acostada y relajada, con música y velas, puedes llevar objetos al baño o probar con tocarte de diferentes formas. Al estar en un estado de relajación tan alto, es un excelente momento para aprovechar y disfrutar de todo tu cuerpo. 

Con la almohada:

Otra forma de masturbación es “tener relaciones” con la almohada. Sé que suena un poco loco, pero realmente es una alternativa que te va a excitar muchísimo. La sensación de frotarse con la almohada genera una estimulación altamente placentera.

Apretón:

Cuando hablamos del apretón, hacemos referencia a la técnica que consiste en hacer presión en el clítoris con el dedo pulgar y el dedo índice. Luego puedes agregar movimientos como por ejemplo, mover un dedo para un lado mientras el otro dedo va para el otro. 

Toalla enrollada:

Una variación de la técnica de la almohada, es utilizar una toalla, enrollarla y luego colocarla sobre una silla o cualquier objeto similar. La idea es que una vez colocada, te sientes sobre ella y comiences a frotar y restregarte para generar el estímulo y sentir placer. 

Simular que es un pene:

Para variar el apretón puedes hacer lo siguiente: primero vamos a estimular el clítoris presionando y jugando con movimientos a su alrededor, después podemos tratar esta zona como si el clítoris fuera un pequeño pene y haremos los movimientos que se hacen en la masturbación masculina. Tener en cuenta que esta técnica o método de masturbación  es un poco más compleja que las anteriores, por lo cual pueden aparecer distracciones muy fácilmente, recomiendo combinar con otros métodos.

Sándwich:

Aquí, a diferencia de los anteriores que utilizamos el dedo índice y pulgar, vamos a usar el dedo corazón y el índice. A este método se le llama sándwich porque los dedos simulan ser unas rebanadas de pan, que presionan en la parte interna. Puedes aumentar la estimulación dando pequeños golpes en el clítoris con la mano mientras varias la presión y la velocidad.

¿Cómo puedo empezar a masturbarme?

Estimulación sobre los labios:

Generar la estimulación sobre los labios vaginales es un juego previo a la masturbación, es probable que no te lleve al orgasmo pero es una buena forma de desarrollar las técnicas de masturbación más intensas. Aquí una lista de las diferentes maneras que existen para estimular tus labios vaginales:

  • Ir desde arriba hacia abajo, frotando con uno o más dedos.
  • Apretar y presionar con todos los dedos juntos.
  • Ponerse lubricante para obtener un mejor tacto.
  • Utilizar diferentes objetos o juegos eróticos.

La meditación orgásmica:

Esta técnica de masturbación requiere de otra persona para que te masajee el clítoris. Este tipo de meditación no es como las demás, ya que la concentración se centra en las sensaciones del clítoris en el momento del masajeo, y no por la respiración.

La forma de realizar esta meditación orgásmica es la siguiente: la persona que recibe la estimulación debe encontrarse totalmente relajada durante el proceso de masajeo en el clítoris, que más o menos será durante unos 15 minutos. El objetivo de esta técnica es sentir las sensaciones del clítoris, no llegar al orgasmo.

Collar de perlas:

¿Cómo utilizamos el collar de perlas para la masturbación femenina? Muy simple, coges el collar y lo colocas entre tus piernas (puedes mantenerte de pie o sentarte sobre tus rodillas), y comienzas a moverlos hacia atrás y hacia adelante. Puedes ir variando la velocidad para la estimulación.

Penetración:

Esta técnica se realiza acostada, levantando las rodillas y con las piernas abiertas, luego penetraras la vagina utilizando el dedo medio y dedo índice que serían los encargados de simular el pene. Cuando ya están dentro, vas a estimular el punto G que está ubicado a unos 5 centímetros arriba de la entrada de la vagina.

Piernas cruzadas: 

Primero debes relajar las piernas estando tumbada. Luego cruzas las piernas, manteniendo los muslos apretados y poniendo los dedos de los pies en punta. Lo siguiente es utilizar las rodillas para subir y bajar, vas a comenzar a sentir la estimulación en la vagina (debes mantenerla apretada también).

Lubricantes para masturbarte:

Para mejorar e intensificar la estimulación de las sensaciones, los geles o lubricantes íntimos son de mucha ayuda, generalmente también son utilizados durante las relaciones sexuales para que sean más placenteras. Aquí los puedes usar sobre la vagina y clítoris, dándote caricias de una manera suave. 

Existe una gran variedad de lubricantes, cada uno tiene una función diferente. Por eso, es importante que te informes y así poder elegir el que más se adecue a tus necesidades y preferencias, como también es muy importante que no exageres con la cantidad de lubricante que empleas o el rozamiento será mínimo. 

Mirarte al espejo:

Depende de cada uno, pero hay a mujeres que les excita y genera más placer verse durante la masturbación. El verse realizando el acto, genera que los estímulos placenteros lleguen por más vías. Se puede realizar sentada en una silla, en el suelo o en la cama de tu habitación, siempre y cuando desde donde estes masturbándote tengas la visión desde el espejo. Y solo, disfrútalo. 

Boca abajo:

La posición correcta para esta forma de masturbarse es estar acostada boca abajo, la cabeza hacia un costado y los brazos al costado del cuerpo. Debes flexionar un poco las rodillas para llegar al contacto del clítoris con la cama. Puedes colocar la almohada en la zona vaginal o enrollar las sábanas, y por último debes comenzar a realizar movimientos, a gusto propio, para que la fricción genere la estimulación y te excite. 

La capucha del clítoris:

Para algunas mujeres masturbarse directamente tocando el clítoris puede ser demasiado estimulante, entonces, otra forma de hacerlo es tocarse la capucha del mismo, (es la parte externa que lo cubre). Es recomendable como previa a la masturbación. 

Sin capucha:

Puede pasar lo contrario al punto anterior, que la estimulación sobre la capucha del clítoris sea muy poca y necesite un contacto más directo. En este caso, para mejorar la estimulación hay que exponerlo, es decir, apartar la capucha. Para esto debes colocar tus dedos sobre el capuchón y tirarlo lenta y suavemente hacia atrás. Así tendrás el clítoris expuesto para masturbarte.

Vibrador:

Hasta ahora solo he comentado técnicas con uno o varios dedos, sin embargo, también se pueden utilizar los tipos de masturbación citadas anteriormente y haciendo lo mismo, pero con la ayuda de un vibrador. Se puede estimular el clítoris con un objeto exclusivo para esto, como es el succionador de clítoris, o introducir directamente un vibrador simulando el pene.  Vibradores existen de todo tipo, forma y tamaño.

Vibrador casero:

Estas excitada, deseas masturbarte pero no tienes ningún vibrador u objeto en ese momento. En estos casos, puedes construir un vibrador casero. Por ejemplo, de forma muy simple, coges un cepillo de dientes eléctrico y sobre esté, colocas una toallita húmeda. Recuerda lubricarte bien y no introducirlo en la vagina, disfrutaremos de este vibrador de forma externa, dejate llevar y simplemente goza de la masturbación.

Observa e imita una película:

Busca una película porno y siéntete parte de ella, ¿cómo? Puede ser muy excitante imitar a la mujer de la película, imagina que estás en su lugar y deja que la imaginación te lleve a los lugares más estimulantes. 

Dos vibradores:

Si deseas ser un poco más extremista puedes probar con dos vibradores a la vez para masturbarte. Usar uno para la penetración y otro para estimular directamente el clítoris (por ejemplo: utilizar un vibrador y un succionador de clítoris), en este caso es muy importante mantener una buena coordinación. 

Masturbación anal:

Por último, esta forma de masturbación es para determinadas mujeres, ya que no todas aceptan la idea de explorar esa zona del cuerpo. Si aprendes a tocarte de la forma correcta, la masturbación anal puede llevarte a experimentar los orgasmos más intensos. Tienes que saber que cuando hablamos de este tipo de masturbación no es necesaria la penetración, el estímulo se puede conseguir con solo tocar la zona o introducir la punta de un dedo, todo bien lubricado claro.

La masturbación es mejor con objetos sexuales

De por sí la masturbación femenina es algo excelente, pero imagínate ir un poquito más allá. Aprender a masturbarse y practicar todas las tácticas es solo el comienzo, existen diferentes objetos que van a mejorar al 100% la masturbación. 

Agregar juguetes u objetos hace que masturbarse sea más divertido y más placentero, pero no solo eso, también tiene muchos beneficios, a continuación os dejo la lista.

Beneficios:

  • Permite que te conozcas más, que experimentes más con tu propio cuerpo.
  • Aumenta la calidad y cantidad de orgasmos.
  • Tienes la posibilidad de conocer dobles o triples estimulaciones.
  • Mejora tu elasticidad y lubricación vaginal.
  • Vas a conocer nuevas sensaciones y formas de placer.
  • Te ayudan a entrenar para tener mejor rendimiento a la hora de tener sexo.
  • Ejercitas la zona pélvica.
  • Si los utilizas en pareja, ayuda a la comunicación, mejorará la relación y permite que la pareja se conozca más el uno al otro.

¿Qué objetos se pueden usar para la masturbación?

Hay varias opciones, dependiendo lo que desees estimular hay varios objetos o juguetes que te puedo recomendar: 

Los mejores objetos sexuales para una masturbación de calidad

Vibradores:

Hablar de este juguete erótico es hablar de la familia más completa de artículos, todos los conocemos, o por lo menos tenemos noción de lo que es un vibrador. Podemos encontrar de diferentes tamaños, formas, colores, funciones.. Es ilimitado.

¿Cuál es el momento ideal para usarlos? Estos objetos son un excelente plan para un momento de placer propio principalmente, pero también funcionan como estimulantes mientras tienes relaciones con tu pareja. Existen de todo tipo, y la gran mayoría resisten al agua, lo cual te permite usarlo en la ducha o en un baño relajante. 

Succionador de clítoris:

Este objeto generó una revolución en los orgasmos femeninos. El succionador es un juguete que estimula el clítoris sin siquiera tocarlo, solo realiza una succión muy sutil. También podemos encontrar unos que además de succionar tienen vibración en el cabezal, lo que hace que los orgasmos sean mucho más intensos. 

¿Cuál es el momento ideal para usarlos? No existe el momento correcto para utilizarlo, ya que todos y cada uno de los momentos lo son. Este increíble objeto ha revolucionado a todas las mujeres, una vez que lo pruebas marca un antes y un después en tu vida sexual. Realmente, es tan placentero que deja mal parado a los demás juguetes sexuales. Es ideal para usarlo en solitario, pero también es muy buena experiencia para hacerlo en pareja, incluso complementando la penetración. 

Objetos para doble o triple estimulación:

Como ya os he comentado antes, los juguetes sexuales son una muy buena alternativa para disfrutar de la masturbación, y existen diferentes objetos que sirven específicamente para una doble estimulación como lo son: vibradores dobles, plugs anales, consoladores dobles, todos perfectamente diseñados para generar el placer en más de una zona erógena.

¿Cuál es el momento ideal para usarlos? Es excelente para cuando deseas incluir la estimulación simultánea, principalmente en momentos de autoexploración, que deseas llegar un poco más allá de lo convencional con la masturbación. Así como también es muy interesante poder disfrutarlo con tu pareja. 

Conclusión:

La masturbación femenina es un momento de autoconocimiento, de descubrir qué es lo que realmente me gusta, me genera más placer, me excita más. Es un momento donde debes relajarte y comenzar a prestar atención a tu cuerpo, las zonas erógenas que, seguramente, desconocías o pasabas por alto, las sensaciones, cada detalle es importante. Por eso es muy importante encontrarte en el ambiente adecuado y disfrutar de la hermosa experiencia de auto complacerte. 

Disfruta de tu cuerpo de la mejor manera posible

Permítete fantasear durante la masturbación, la fantasía abre puertas impensables, deja volar tu imaginación y entrégate al placer. Dejándote llevar por los pensamientos eróticos y entrelazando emociones, cuerpo y mente, vas a vivir experiencias únicas.